Respiradores de media cara y de cara completa

Los respiradores que cubren la nariz y la boca se conocen como respiradores de media cara. Aquéllos que cubren toda la cara, incluidos los ojos, se denominan respiradores de cara completa. Ambos tipos utilizan una combinación de prefiltros, filtros y cartuchos. El tipo de filtro cartucho que se requiere depende del agente contaminante en cuestión.

Mujer colocándose un respirador de media cara.
Póngase la máscara sobre la cara. Coloque primero la correa inferior en la posición correcta seguida de la correa superior.
Mujer ajustando las correas del respirador de media cara.
Ajústese las correas para asegurar que la máscara le quede cómoda y herméticamente ajustada.

Mujer comprobando el ajuste del respirador de media cara.
Realice las verificaciones necesarias.
Hombre usando un respirador con máscara de cara completa.
Respirador de cara completa.

ADVERTENCIA

NO utilice un respirador de media cara ni de cara completa si existe la posibilidad de que se exponga a gases y vapores para los cuales su cartucho no ofrezca protección. Más aún, NO los utilice en zonas en las que exista deficiencia de oxígeno ni otras situaciones IDLH (que representan un peligro inmediato para la vida y la salud).

Cómo ponerse el respirador

Cómo funcionan

La máscara siempre le cubre la boca y la nariz. También es posible que le cubra los ojos. Una válvula integrada le ayuda a exhalar fácilmente a la vez que impide el paso del aire contaminado cuando inhala. Los prefiltros, filtros y cartuchos se conectan a la parte exterior de la máscara. Éstos permiten capturar las partículas, gases y vapores. Los respiradores de media cara y de cara completa que están dotados de filtros cartuchos, o ambos, se utilizan para tareas tales como:

  • Soldadura

  • Pintura

  • Limpieza industrial

  • Fabricación de alta tecnología

Cómo ponerse los respiradores

Lea los pasos a la derecha. Hable con su supervisor acerca de cualquier factor que pueda impedir que el respirador le quede bien ajustado.

Cómo cuidar los respiradores

Lave los respiradores con agua tibia y un jabón suave después de extraer los filtros y cartuchos. También puede seguir las instrucciones de su empleador o del fabricante. Enjuague con agua. Luego séquelos con un trapo libre de pelusas o permita que se sequen al aire libre. Coloque el respirador en una bolsa y guárdelo en un lugar fresco y seguro. Cerciórese de cambiar los filtros y cartuchos según las normas de su empleador o del fabricante.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.